Opción 1



Opción 2



Pero qué pervertidas han resultado ser estas patronas. Ellas son salvajes en la cama y hoy nos lo demostrarán a todos por qué son tan zorras y sucias. Las dos hermanas y patronas se encontrarán cara a cara en su mansión y harán una apuesta. Intercambiarán novios o, mejor dicho, esclavos sexuales porque practicamente eso es lo que son y, la que le haga venir primero, ganará la competencia. Harán de todo y mientras su servidumbre contempla con gran excitación como intentan arrebatarles el semen que ellos ya tienen en la punta de su pene. Es más, la jefe de la servidumbre ayudará a una de ellas y empezará a hacerle el beso negro a uno.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

3 Comments