Opción 1



Opción 2



Continuando con las historias de las patronas pervertidas, hoy veremos que su novio estará enfermo y por eso le dio de beber una medicina que lo sacó del cuarto de su hermana, es una medicina que usan siempre en su familia, pero lo que no sabe es que se confundió de frasco y, en vez de sacar la botella de medicina, sacó la botella que contenía una bebida energética. Ahora ella estará con más energías y ganas para más sexo y su pobre novio tratará de complacerla. Se echarán tres polvos y él ya no podrá ni siquiera levantarse.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*