Opción 1



Opción 2



Fumi es un jovencito muy caballero que acompaña a hacer compras a su amiga, una jovencita que al parecer es una compradora compulsiva porque no se cansa ni de comprar ni de gastar dinero. Luego de ir al centro comercial y cargar en manos más de 10 bolsas, decidieron ir a un restaurante a tomar algo. Fue en ese lugar que Fumi le pidió a su amiga su recompensa, pero ella no imaginaba lo que él quería realmente. Tocó con su pie la vagina de ella y le dijo que quería tener relaciones sexuales ahí. Ella le dijo que la gente les estaría mirando pero él le dijo que no porque nunca prestan atención a nada. Tuvieron sexo en pleno restaurante muy sigilosamente y ahora algo pasará.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*