Opción 1



Opción 2



Vaya que tal hijo de puta había resultado ser este profesor. Aprovecharse de una verdadera señorita y de planificar, junto a una de sus alumnas amantes, sacarle una foto mientras tenían sexo para tratar de chantajearla. Ahora se dará cuenta de las malas intenciones de este profesor depravado que solo busca satisfacción en el cuerpo hermoso y firme de su alumna. Pero ella cambiará y ya no será la tierna señorita que era sino que ahora su pasión por el sexo será desmedida e incluso asustará a su maestro.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*