Opción 1



Opción 2





La princesa Nina-sama está como prisionera en el castillo que es gobernado por el malvado rey Seychelles. Este hombre sólo busca su propio beneficio y no le importa el dolor ajeno. Se ganará la confianza de las ayudantes de la princesa para saber sus secretos y, luego de esto, les pagará de una manera salvaje. Les quitará su preciada virginidad y las convertirá en esclavas sexuales. Ahora, la princesa se encuentra prácticamente sola en el castillo y su cuerpo es sometido a los más bajos deseos de este hombre que no respeta a nada ni a nadie, pero hay un hombre enmascarado y misterioso que se presentará muy pronto y todo cambiará.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*