Opción 1



Opción 2



Tremenda puta había resultado ser la hermana menor. Una vez que tuvo confianza y estuvo sola con su hermanastro, en pleno colegió, se dejó follar y hasta tuvo el valor de tomarse algo de semen. Ya en su casa, se abrió de piernas y se puso en cuatro patas encima de la cama para recibir mucho sexo duro. Ahora es prácticamente su mujer y lo hace con él a cada rato. Lo mejor de todo esto será que la hermana mayor les encontrará teniendo sexo y, aunque se puso un poco celosa, al final terminaron haciendo un trío sexual. Fueron tan zorras las dos hermanas que incluso, entre ellas, terminaron besándose y convirtiendo esta historia en una serie hentai de incesto.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

6 Comments