Opción 1



Opción 2



Opción 3



Qué tal suerte tiene este sobrino porque en esta casa donde falta un hombre él es el rey. Su tía, una mujer de enormes tetas y su prima una adolescente que no se queda atrás, le hacen de todo. Ellas lo masturban con sus enormes pechos y le atienden como al amo y señor de la casa. Claro que también son un poco celosas porque ambas mujeres, madre e hija, quieren su pene al mismo tiempo, pero es algo que él no puede hacer, pero trata de satisfacer como puede a estas dos mujeres a las que ahora les encanta hacer tríos.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*