Opción 1



Opción 2



El día de hoy veremos que el maldito productor se meterá al cuarto de grabación donde una tierna jovencita hace la voz de una mujer que está siendo penetrada. Le excita ver cómo ella finge estar manteniendo relaciones sexuales así que la tomará por la espalda, le bajará la blusa y empezará a hacerla suya a la fuerza. Ella tratará de pedir ayuda al director de audio, pero él creerá que todo esto es parte del guión y pedirá que continúen porque “se siente muy real”. Lo más triste será que este maldito le quitará su virginidad usando un micrófono el cual se llenará de sangre al penetrar la vagina de esta jovencita. No le importará que el micrófono esté manchado de sangre y le pedirá que se lo meta a la boca como si fuera un pene mientras él la penetra sin parar. Qué gran maldito hijo de puta es este hombre que ahora intenta esclavizar a una trabajadora suya.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*