Opción 1



Opción 2



Este joven lavandero no puede con su genio y, luego de embarazar a la dueña de la lavandería, seguirá con su atención personalizada a sus clientas que incluye mucho sexo vaginal, oral y anal. Veamos si su futura esposa consciente que él haga todo eso por el bien del negocio o si le da un ultimátum.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*