Opción 1



Opción 2



Opción 3



Madoka no puede contener el apetito sexual del espíritu y se lamenta porque él está tomando a otras jovencitas para saciar su sed sexual. Será Sayako, su amiga, quien también se sacrificará para que él deje de atormentar a las demás colegialas, pero su intento será en vano. Hoy veremos que el espíritu al que Madoka llama Asahina Yuuki, empezará a recordar lo que vivió junto a ellas y, por fin, su ser quedará liberado de una culpa que le atormentaba y desaparecerá para siempre.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*