Opción 1



Opción 2



Ellos eran una pareja de esposos felices. Hace pocos años se habían casado y todo era felicidad en el hogar. Su esposo era un hombre muy bueno y cariñoso que con sus abrazos le daba seguridad y felicidad a su bella esposa, pero dentro de toda esa “felicidad”, ella quería algo más. En la cama todo aparentemente iba bien. Sin embargo, ella recordaba su vida alocada y llena de excesos, una vida donde el sexo era lo más importante y el placer de poder tener no sólo a un hombre en la cama sino a varios y, hasta incluso mujeres, hacían de su vida de soltera, algo inolvidable. A veces, sentía la necesidad de volver a vivir aquellos tiempos pasados y se tocaba recordando los orgasmos que tuvo y que quería volver a sentir. No sabe cómo decirle a su esposo que tiene necesidades sexuales que él no puede complacer y por eso se reprime. Cuando su esposo traiga a un amigo a cenar todo cambiará. Sucederán algunas cosas que harán que sus vidas ya no vuelvan a ser las mismas. Toda la cosa olerá a sexo, sudor y mucho semen ya que se desatará la lujuria que ha tratado de controlar y se mostrará tal y como es, la mujer ninfómana que reprimió desde que se casó.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*